Bagua no termina

La forma como se están llevando los procesos judiciales que buscan sancionar las responsabilidades de los lamentables sucesos ocurridos hace cuatro años, y que  inclinan la balanza de un solo lado para que los indígenas carguen con todo el peso de la ley, es la prueba clara de que la tragedia de Bagua no termina.

No  es solo que los procesos estén avanzado lento, sino que ahora la Sala competente se rehúsa a seguir llevando el caso. Los líderes indígenas se encuentran inmersos en procesos que están en las antípodas de la interculturalidad. Y, además, todoindicar que solo se les hará responsables a ellos   y a los policías con quienes se enfrentaron por causa de un pésimo operativo de desalojo que, por su magnitud, no podía sino contar con la anuencia y conocimiento de los altos funcionarios del gobierno. Sigue leyendo

Anuncios

Recordemos

Image
El 4 de junio del 2009 se dio la tercera postergación del debate de derogación del Decreto 1090 en el Pleno del Congreso, al que el pueblo awajun se oponía y que motivó las masivas protestas en Bagua y Condorcanqui.

El 5 de junio se cumplen cuatro años del tristemente célebre “Baguazo” que remeció al país, y que dejó muy mal parado al gobierno aprista.

Hubo dos enfrentamientos. Uno en La Curva del Diablo donde murieron 33 personas, entre indígenas y policías. Otro en la Sub Estación 6 de Petro Perú, cerca a Imacita, donde murieron 11 policías.

El gobierno quiso limpiarse a como diera lugar. Formó una Comisión investigadora de los sucesos de Bagua, cuyos integrantes fueron: el dirigente awajun Jesús Manacés, la religiosa Mari Carmen Gómez Calleja, la doctora Pilar Mazzetti, la asesora presidencial Susana Pinilla, el consultor Manuel Bernales, el padre Ricardo Álvarez y el abogado Walter Gutiérrez, quien brilló por su ausencia.

Sigue leyendo