El Baguazo y sus procesos

Antes de empezar a analizar las consecuencias del brutal desalojo de los manifestantes en la zona denominada “la curva del diablo” y sus consecuencias, partimos por declarar que condenamos todo acto de violencia que tenga como fin la lesión o puesta en peligro de la vida humana o su extinción por mano ajena. Estimamos que corresponde al Ministerio Público cumplir con su labor de persecución penal, lograr identificar plenamente a los presuntos autores y con pruebas indubitables llevar a juicio a los verdaderos responsables de las muertes y lesiones de los efectivos policiales.

¿Porqué protestaban los indígenas?
Durante el régimen del ex Presidente de la República, Dr. Alan García Pérez se suscribieron varios decretos legislativos en atención a la delegación de facultades que le otorgó el Congreso de la República con la finalidad de implementar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos de Norte América.

Dichas normas no solo vulneraban el Derecho a la Consulta y la libre determinación de los pueblos indígenas, sino también el derecho a la tierra y al territorio, a la identidad, al uso de los recursos naturales y al desarrollo. A través de movilizaciones y un paro contundente realizado por las comunidades indígenas en el mes de agosto del 2008, se logró que el Congreso derogara algunos decretos.

Sin embargo, debido a que no se derogaron la totalidad de los decretos legislativos, a partir del 09 de abril del 2009 los nativos retomaron su lucha pacífica. El punto neurálgico se desarrolló en Bagua – Amazonas, toda vez que miles de nativos aguajún-wampis se movilizaron durante varias semanas en lugares estratégicos como la carretera Fernando Belaunde Terry y la Estación 6 del Oleoducto Nor Peruano de Petro-Perú.

¿Que pasó realmente en la curva del diablo?
El conflicto social entre las comunidades indígenas y el Estado que se inició el 09 de abril del año 2009 y culminó el 05 de junio del 2009, puede ser considerado como uno de los más largos, de graves consecuencias y el que mayor repercusión tuvo para nuestro país en los últimos años.

Paralelamente a la protesta en diferentes localidades del departamento de Amazonas, en la capital de la república los principales dirigentes de AIDESEP liderados por Alberto Pizango Chota, propugnaban la derogación de los decretos legislativos que consideraban lesivos a la propiedad de sus territorios. Sin embargo, no existía voluntad política. El escenario de negociaciones no era el más óptimo, más aún cuando desde el ejecutivo, la ex Ministra de Comercio Exterior, Mercedes Aráoz consideraba que si se derogan los decretos legislativos, se venía abajo el tratado de Libre Comercio suscrito con los EEUU.

En ese contexto, luego de casi 02 meses de intensa protesta por parte de los miembros de las comunidades indígenas, el gobierno en sesión del Consejo de Ministros del 03 de Junio – como lo recuerda el actual congresista Yehude Simon-, acordó realizar un operativo de desalojo que tendría como lugar de inicio la zona denominada la “curva del diablo”, punto neurálgico de la protesta.

Imagen 374

Danny López fue golpeado por la policía el 05 de junio de 2009.

En ese orden de ideas, no es difícil sostener que la orden para el inicio de la ejecución del operativo de desalojo salió de la más alta autoridad del Ministerio del Interior, del despacho de la señora Mercedes Cabanillas. El general José Sánchez Farfán, ex Director General de la Policía fue el encargado de trasladar esta orden a los oficiales Luis Elías Muguruza Delgado y Javier Uribe Altamirano quienes se encontraban en el teatro de operaciones en la localidad de Bagua, Amazonas.

Sin embargo, a pesar que las autoridades políticas y eclesiásticas del sector fueros testigos de la voluntad concreta de los manifestantes de retirarse pacíficamente de los lugares de protesta, siendo aproximadamente las 06.00 de la mañana del día 05 de junio, miembros de la policía nacional portando armas letales de largo alcance, iniciaron el desalojo de manifestantes en la “curva del diablo”.

El saldo del operativo policial fue: 33 personas muertas (23 policías y 10 civiles), 01 policía desaparecido (Felipe Bazan Soles), 205 personas heridas (172 entre indígenas y mestizos, 50 de ellos con impacto de bala y 33 son policías. Más de 100 personas detenidas entre nativos y mestizos.Las consecuencias del desalojo policial tuviera repercusiones en zonas aledañas; así tenemos que la conflictividad se extendió a las zonas de Bagua Grande y Bagua capital. La consecuencia más fuerte se dio en la Estación Nro. 06 de Petro-Perú, -distante a 4 horas de donde se inició el desalojo-, aquí fallecieron 09 miembros de la policía nacional.

LOS PROCESOS:
Como consecuencia del denominado “baguazo” se generaron los siguientes procesos penales:

1.- Curva del diablo:
Proceso Penal seguido contra 53 procesados entre indígenas y mestizos por la presunta comisión del delito contra El Cuerpo La Vida y La Salud en su modalidad de Homicidio Calificado y otros 07 delitos más en agravio de Jorge Luis Calla Roque y otros.

Estado Actual: El fiscal Superior de Bagua ha formulado acusación contra los 53 procesados, la pena mas grave es la de cadena perpetua para 07 líderes y 02 inígenas.

 2.- “La Estación Nro. 06 de Petro-Perú”
Proceso penal seguido contra 26 personas entre mestizos e indígenas por la presunta comisión del delito contra La Libertad en su modalidad de Secuestro Agravado y otros delitos en agravio de 09 miembros de la policía nacional.

Estado Actual: Se encuentra en la Fiscalía Superior pendiente de emitirse el Dictamen acusatorio.

3.- “Asociación de Víctimas Familiares del 05 de Junio”
Proceso penal seguido contra Luis Elías Mugurusa Delgado y otros 11 policías por la comisión del delito contra El Cuerpo, La Vida y La Salud en su modalidad de Homicidio Calificado y Lesiones en agravio de 22 personas entre mestizos e indígenas.

Estado Actual: Se ha culminado la Instrucción y se encuentra pendiente de Dictamen Fiscal e Informe Final del Juez del Juzgado Penal Liquidador Transitorio de Utcubamba.

Asterio Pujupat Wachapea en el Penal San Humberto.

Asterio Pujupat Wachapea en el Penal San Humberto.

4.- “Desaparición del PNP Felipe Bazán Soles”

Proceso Penal seguido contra Asterio Pujupat Wachapea, Feliciano Cahuasa Rolín y Juan Ramón Cruz Cotrina por el secuestro agravado y presunto Homicidio del mayor Bazán Soles.

Estado Actual:
Se ha culminado la etapa de la instrucción y se encuentra pendiente de emitirse el Informe Final del Juez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s